Con poco más de una década de vida, el movimiento de las enfermedades no transmisibles (ENT) es joven y, hasta hace poco, había una notable ausencia de las personas que viven con ENT en el discurso global.

Aprendiendo de otras respuestas de salud mundiales como la del VIH, la tuberculosis, las discapacidades y la pandemia de COVID-19, sabemos que la participación de las comunidades es esencial para impulsar avances. Estas respuestas han amplificado las voces de las personas con experiencias de vida, permitiendo a las comunidades y a la sociedad civil exigir sus derechos fundamentales a la salud y a la participación.

Estos movimientos han abierto un camino claro para las ENT. Mostrándonos que cuando las políticas, los programas y los servicios se diseñan junto con las comunidades, son más relevantes, apropiados, replicables y sostenibles. Centrándose en las personas, no en las enfermedades, pueden responder eficazmente a las necesidades y a las realidades de aquellas personas a quienes están destinados a servir sin dejar a nadie atrás.

En los últimos años, la comunidad de las ENT de todo el mundo se ha movilizado cada vez más para pedir que las personas que viven con ENT participen en los procesos de toma de decisiones que les afectan.

“La participación de los diferentes niveles de la sociedad en la toma de decisiones y la garantía de un sistema de salud que sea resiliente y capaz de apoyar a las comunidades ... no es algo exclusivo de los gobiernos, sino que realmente se puede lograr mediante la colaboración entre todas las partes interesadas que se ocupan del desarrollo humano en el país y en el mundo"

Global Charter consultation participant

Consulta para la Carta Mundial

Sobre la base de estas experiencias, el proceso para elaborar la Carta Mundial comenzó a principios de 2021.

Las actividades clave fueron:

  • Una serie de cuatro diálogos virtuales regionales entre múltiples partes interesadas en las regiones de África, América Latina y el Caribe, Sudeste de Asia y Pacífico Occidental y Mediterráneo Oriental sobre la necesidad de poner a las personas en primer lugar. A estos asistieron una amplia lista de actores multisectoriales del gobierno, grupos de la sociedad civil, sector privado y personas que viven con ENT. Estas reuniones facilitaron un diálogo entre las partes interesadas y destacaron las prioridades regionales para los enfoques centrados en las personas para las enfermedades no transmisibles (ENT), las buenas prácticas y sobre cómo lograr un impacto social.
  • Una serie de cuatro reuniones regionales virtuales de Nuestra Visión, Nuestra Voz exclusivas para la sociedad civil en las regiones de África, América Latina y el Caribe, Sudeste de Asia y el Pacífico Occidental y el Mediterráneo Oriental. Estas reuniones recogieron ideas sobre estrategias y barreras para una participación significativa de las personas que viven con ENT monitoreando los avances de la participación significativa y las oportunidades de incidencia para la sociedad civil. Brindaron un espacio seguro para que la sociedad civil y las personas que viven con ENT discutan sobre sus experiencias, sus desafíos y oportunidades para promover una respuesta a las ENT centrada en las personas.
  • Un programa de subvenciones para apoyar las consultas en el país sobre la participación significativa de las personas que viven con ENT, particularmente en comunidades de difícil acceso. Las alianzas de ENT de todo el mundo llevaron a cabo entrevistas con informantes clave y discusiones de grupos focales en las que participaron alrededor de 450 personas.
  • Una encuesta a múltiples partes interesadas, que recibió alrededor de 250 respuestas de la sociedad civil (incluidas las OBC y ONG), el sector privado, el gobierno, las multilaterales/bilaterales, el mundo académico y de investigación y las organizaciones filantrópicas.
  • Se abrió una última oportunidad para recibir comentarios públicos y expresiones de interés tempranas de adhesión organizacional a la versión casi final de la Carta Mundial.

La Carta Mundial se lanza en septiembre de 2021 durante la Semana Mundial de Acción sobre las ENT, pero esta historia no termina aquí.