¿Qué implica adherir a la Carta Mundial?

¡Esto es lo que puedes esperar en este viaje de adhesión a la Carta Mundial!

 

Paso 1 Adherir a la Carta Mundial

 

Compromiso con sus principios y estrategias fundamentales

La Carta Mundial sobre la Participación Significativa de las Personas que Viven con ENT proporciona un entendimiento compartido sobre la participación significativa, los principios fundamentales y las estrategias básicas para hacerla operativa en las organizaciones.

Está dirigida a la sociedad civil, los gobiernos, los socios internacionales como los organismos multilaterales y bilaterales, las ONG internacionales, las fundaciones y las organizaciones filantrópicas, las organizaciones del sector privado adecuadas, la comunidad investigadora y al mundo académico.  

La Carta reúne a estas partes interesadas para acelerar los esfuerzos para que las personas que viven con ENT participen de forma significativa en la toma de decisiones sobre las políticas, los programas y los servicios que les afectan. Al suscribir a la Carta Mundial, la organización o institución se compromete a involucrar de manera significativa a las personas que viven con ENT, haciendo realidad los principios fundamentales y implementando las estrategias básicas y ampliamente aplicables.

Tras la adhesión, el nombre y el logotipo de tu organización se publicarán en el Muro de Adhesiones.

Sample video

 Principios fundamentales para una participación significativa

Al adherir a la Carta Mundial, las organizaciones se comprometen a cumplir con los siguientes principios como base para una participación significativa:

icon 1

 

Basarse en derechos

Las personas que viven con ENT son plenamente conscientes de sus derechos (incluidos los derechos a la salud y a la participación) y los exigen para poder alcanzar su máximo potencial como miembros comprometidos de la sociedad, libres de estigma y discriminación, y como garantes de deberes son conscientes de su obligación de respetar, proteger, defender y cumplir estos derechos.

 

icon 2

 

Respeto y dignidad

Las personas que viven con ENT son tratadas con respeto y dignidad, se respeta su privacidad y se las trata como iguales y se les brinda apoyo para que sean autónomas y participen de manera significativa en todos los procesos de toma de decisiones que les conciernen.

 

icon 3

 

Las personas en el centro

Las personas que viven con ENT y su bienestar, en lugar de sus condiciones, se colocan en el centro de las políticas, programas y servicios, y sus necesidades y prioridades dan forma a la respuesta a las ENT y la arraigan en la comunidad.

 

Icon 4

 

Equidad

Garantizar que los grupos marginados y subrepresentados se consideren centrales en los procesos para lograr resultados en salud y desarrollo equitativos y justos, reconociendo que estos grupos suelen tener el mayor riesgo de contraer ENT.

 

icon 5

 

Participación social

Disponer de mecanismos formales para que las personas que viven con ENT y las comunidades tengan un "lugar en la mesa" y puedan informar e influir en las políticas y en la toma de decisiones en pie de igualdad y hacer que las instituciones rindan cuentas

 

 

 

"La participación significativa se trata de asociaciones a largo plazo y no de asignaciones a corto plazo"

Participante de la consulta para la Carta Mundial

Estrategias fundamentales para poner en práctica una participación significativa

Las organizaciones firmantes de esta Carta Mundial nos comprometemos a seguir e implementar las siguientes estrategias para operacionalizar la participación significativa y lograr una respuesta a las ENT centrada en las personas:

  • Demostrar liderazgo y compromiso de alto nivel con la participación significativa en el marco de una cultura organizacional que reconoce el valor de las experiencias de vida y del compromiso comunitario. Integrar formalmente la participación significativa en las políticas y procesos de la organización, con los recursos y las capacidades internas necesarias para mantenerla en el tiempo.

  • Identificar, crear y formalizar oportunidades para la participación significativa de las personas que viven con ENT en funciones de gobernanza y toma de decisiones y en las políticas, los programas, los servicios y en todos los aspectos de la respuesta a las ENT que les afectan.

  • Garantizar que la participación significativa se adecúe al contexto y que abarque las etapas de diseño y planificación, así como la implementación, el seguimiento y la evaluación.

  • Crear entornos propicios para la participación sostenida, en particular la de los grupos marginados, contrarrestando las barreras y abordando los desequilibrios, las desigualdades e inequidades de poder. Compartir conocimientos con las personas que viven con ENT de forma culturalmente apropiada y accesible, utilizando los idiomas locales, asociándose con los servicios locales y habilitando espacios en los que las personas que viven con ENT se sientan seguras de participar, compartiendo sus puntos de vista sin ser juzgadas, estigmatizadas ni discriminadas.

  • Definir claramente y acordar por adelantado el propósito de la participación, los roles, las responsabilidades y las expectativas para generar confianza, compromiso y rendición de cuentas mutua. Dar retroalimentación sobre los resultados de la participación e involucrar a las personas que viven con ENT en la evaluación regular de tales esfuerzos.

  • Desarrollar estrategias de selección transparentes que aseguren la legitimidad representativa de las personas que viven con ENT y busquen involucrar a una amplia gama de distritos/temas/ experiencias/conocimientos/antecedentes.

  • Fortalecer las capacidades de las personas que viven con ENT mediante la formación, la información, contexto, recursos, tecnología, etc. adecuados para garantizar su participación exitosa.

  • Brindar apoyo (logístico y financiero, según sea factible) a las personas que viven con ENT de manera equitativa para garantizar que su participación sea reconocida, valorada y accesible, sin dejar a nadie atrás.

  • Utilizar un lenguaje inclusivo y centrado en la persona que respete la dignidad y las preferencias de las personas a las que se hace referencia.

  • Asegurar una participación comunitaria sostenida  apoyando a las organizaciones de la sociedad civil, conectando a las personas que viven con ENT con las comunidades que representan y multiplicando el impacto de la participación.

Cuando los compromisos asumidos en esta Carta Mundial se concreten se habrá logrado una visión colectiva de salud para todas las personas, sin dejar a nadie atrás.  Les invitamos a unirse y a hacer que esto suceda.

Adherir

Los compromisos asumidos en esta Carta Mundial, cuando se cumplan plenamente, ayudarán a lograr una visión colectiva de salud para todas las personas, sin que nadie se quede atrás. Únete y ayuda a lograr que esto pase.

Adhiere a la Carta MUndial en nombre de tu organización completando la siguiente información.

Detalles de la organización:


 

Declaración de conflicto de interés

Adhesión de la organización

Consentimiento & Protección de datos

Paso 2 Pasar a la acción

 

¿Cómo puede mi organización hacer operativa la participación significativa?

La Carta Mundial va acompañada de un menú no exhaustivo de medidas prácticas que las diferentes partes interesadas pueden llevar adelante para lograr una participación significativa. Estas medidas prácticas en tanto acciones habilitadoras se fueron identificando a lo largo del proceso de consulta que condujo a la elaboración de la Carta Mundial. Se basan en los principios y estrategias fundamentales que se destacan en la Carta Mundial para hacer operativa la participación significativa de las personas que viven con ENT.

Selecciona el sector de su organización:

  • Apoyar y defender el derecho universal a la salud y el derecho a la participación permitiendo que las personas que viven con enfermedades no transmisibles (ENT) reclamen sus derechos, brindándoles un espacio cívico y garantizando un entorno político y legal propicio.

  • Procurar mecanismos de gobernanza formales y sostenidos, integrados en marcos legales, que permitan la participación de la sociedad civil e incluyan a las personas que viven con ENT y a las comunidades en los procesos y órganos de toma de decisiones, incluidas las consultas públicas, los procesos deliberativos, las comisiones, los grupos de trabajo técnicos y los mecanismos nacionales de coordinación de ENT.

  • Involucrar a la sociedad civil e incluir a las personas que viven con ENT y a las comunidades marginadas o subrepresentadas en el diseño, la implementación, el monitoreo y la evaluación de las ENT, así como en las políticas y en los planes (como el Plan Nacional de ENT) de salud y de desarrollo, los servicios, los programas y las campañas de concientización pública relevantes, desde el inicio.

  • Proporcionar estructuras eficaces de gobernanza y de rendición de cuentas de los sistemas de salud como parte de la Cobertura Sanitaria Universal (CSU) que involucre a las comunidades y brinde servicios de salud integrados que respondan a las necesidades y preferencias de salud de las personas que viven con ENT a lo largo de su vida.

  • Involucrar a la sociedad civil e incluir a las personas que viven con ENT en las delegaciones nacionales de las reuniones en las que se toman las decisiones y/o se definen políticas; por ejemplo, la Asamblea Mundial de la Salud, la Asamblea General de las Naciones Unidas, las reuniones del Comité Regional de la OMS, etc.

  • Concientizar sobre los procesos y órganos de toma de decisiones participativos, particularmente a nivel subnacional y comunitario, para promover la ciudadanía, la rendición de cuentas pública y alentar la participación de la sociedad civil y las personas que viven con ENT en la planificación, implementación, monitoreo y evaluación de políticas.

  • Promover la participación significativa de las personas que viven con ENT como parte de un enfoque en las comunidades y la sociedad civil y en el centro de un enfoque que abarque a toda la sociedad para las ENT, alentando y apoyando a las partes interesadas a que la implementen.

  • Proveer de los recursos educativos y del apoyo que necesitan las personas que viven con ENT para mejorar sus conocimientos de salud y puedan tomar decisiones informadas sobre su propia salud, tanto para la prevención como en el manejo de las ENT.

  • Apoyar y proporcionar financiamiento sostenible para una sociedad civil fuerte que pueda respaldar los esfuerzos para involucrar de manera significativa a las personas que viven con ENT, llegando a comunidades marginadas y subrepresentadas.

  • Fomentar un cambio de cultura en toda la institución y capacitar al personal sobre la participación significativa de las personas que viven con enfermedades no transmisibles (ENT), como parte de las comunidades y la sociedad civil, asegurando el liderazgo y el compromiso al más alto nivel, con políticas claras que permitan la participación a nivel mundial, regional y nacional.

  • Apoyar a los Estados miembros en la implementación de la participación significativa de las personas que viven con ENT, como parte de las comunidades y la sociedad civil, para fortalecer la prevención y el tratamiento de las ENT, la cobertura sanitaria universal y el desarrollo sostenible en general.

  • Concientizar y documentar los mecanismos existentes, las buenas prácticas de participación significativa de las personas que viven con ENT y promover el intercambio de información entre los países.

  • Involucrar y apoyar formalmente a las personas que viven con ENT en los procesos y órganos de toma de decisiones (por ejemplo, procesos formales de consulta, grupos de trabajo técnicos, órganos de gobierno, grupos asesores, comisiones de expertos) relacionados con las ENT y otras cuestiones relevantes de salud mundial y de desarrollo sostenible.

  • Garantizar una participación significativa de las personas que viven con ENT en la planificación, implementación, monitoreo y evaluación de programas para asegurar que las intervenciones respondan a las necesidades de las comunidades.

  • Apoyar y proporcionar financiamiento sostenible para una sociedad civil fuerte respaldando los esfuerzos para involucrar de manera significativa a las personas que viven con ENT, llegando a comunidades vulnerables y marginadas.

  • Consultar con las organizaciones de la sociedad civil y las diversas comunidades con experiencias de vida para destacar la diversidad de voces en la gobernanza y los mecanismos de implementación de los programas e informar los procesos de políticas a nivel mundial, regional y nacional.

  • Organizarse/coordinarse con otras organizaciones de la sociedad civil de ENT, de la cobertura sanitaria universal y de los objetivos de desarrollo sostenible, redes de personas que viven con ENT, e incidir por su inclusión en los procesos y órganos de toma de decisiones.

  • Unir fuerzas con los movimientos sociales que representan a las personas que a menudo son dejadas atrás, como los grupos de derechos de la juventud y de la niñez, los grupos de discapacitados, los grupos de derechos de las personas mayores, los grupos de salud de la mujer, las comunidades indígenas, de VIH/SIDA, las comunidades LGBTQ +, los grupos humanitarios, los grupos de salud mental, del medio ambiente y activistas por la equidad, y a todas las personas para poder incidir por una reforma social sistémica.

  • Garantizar que la participación significativa de las personas que viven con ENT y las comunidades se está produciendo dentro de la organización y que las capacidades del personal interno se construyen para incorporar una participación significativa en la gobernanza, la estrategia, la incidencia, la investigación y el trabajo programático de la organización.

  • Poner a las ENT en la agenda pública, incluyendo el uso de los medios tradicionales y las redes sociales, amplificando las voces de las personas que viven con ENT y de las comunidades marginadas y subrepresentadas, eliminando el estigma y la discriminación y terminando con los mitos y los conceptos erróneos.

  • Crear conciencia sobre las oportunidades de participación significativas, su importancia y sus beneficios entre las personas que viven con ENT, aprovechando y fortaleciendo los esfuerzos de participación comunitaria existentes, asegurando que los resultados de la participación se compartan con la comunidad en general.

  • Fortalecer las capacidades de las personas que viven con ENT en función de las necesidades identificadas (por ejemplo, habilidades para hablar en público y comunicarse, para la incidencia, la planificación de programas, el seguimiento y evaluación, etc.) para garantizar la participación a nivel mundial, regional, nacional y local.

  • Asegurarse de que las voces de las comunidades marginadas y subrepresentadas se amplifiquen en las discusiones sobre las ENT y que se apoye a las personas para que participen.

  • Apoyar el desarrollo de capacidades de otras organizaciones de la sociedad civil en la prevención y el control de las ENT, así como para implementar e incidir por la participación significativa.

  • Incidir y apoyar a las diferentes partes interesadas para que puedan impulsar un cambio cultural hacia la participación significativa articulando su valor y defendiendo los roles de las personas que viven con ENT en los procesos de toma de decisiones.

  • Incidir por la justicia social y la defensa de los derechos humanos, abordando las barreras de la atención, el estigma y la discriminación. Explorar instrumentos y tratados jurídicos vinculantes y utilizar medidas legales para enfrentar las violaciones de derechos humanos.

  • Involucrar a las personas que viven con enfermedades no transmisibles (ENT) como participantes activos en el diseño, la realización y la difusión de las investigaciones para mejorar su calidad y garantizar que se prioricen las necesidades de las personas que viven con ENT.

  • Fortalecer la investigación participativa basada y dirigida por la comunidad para mejorar los servicios de ENT de acuerdo con las perspectivas de aquellas personas que cuentan con experiencias de vida.

  • Mejorar las capacidades de investigación sobre la participación significativa y documentar las mejores prácticas.

  • Asegurar la participación de las personas que viven con ENT en los procesos de toma de decisiones relacionados con la investigación, incluyendo los comités y/o las juntas de auditoría, de ética y clínicas.

  • Trabajar en asociación con la sociedad civil, los organismos multilaterales y los gobiernos en acciones para toda la sociedad y promover la participación significativa de las personas que viven con enfermedades no transmisibles (ENT) y de las comunidades en la gobernanza, la toma de decisiones, la planificación, la implementación, el seguimiento y la evaluación asociados.

  • Convertirse en una fuerza impulsora de la participación significativa de las personas que viven con ENT y las comunidades al incluir su participación en la gobernanza ambiental, social y corporativa, compartiendo experiencias organizativas, los resultados y los beneficios de la participación.

  • Implementar iniciativas de fortalecimiento de los sistemas de salud y programas de acceso que atiendan las necesidades de las personas que viven con ENT, con la adopción y seguimiento de indicadores adecuados centrados en las personas.

  • Asegurar la participación de las personas que viven con ENT en la investigación, el diseño y la implementación de modelos de negocios sociales sobre programación de salud para las ENT y los ODS de manera más amplia.

  • Apoyar a la sociedad civil y capacitar al personal, incluyendo a quienes viven con ENT, para que se ofrezcan como voluntarios y contribuyan en los programas y las actividades de promoción de la salud basados en la comunidad (por ejemplo, en concientización sobre la prevención de las ENT, en campañas de detección temprana) y garantizando entornos locales saludables (por ejemplo, espacios libres de humo, instalaciones deportivas, parques, paseos, agua potable, etc.).

  • Asegurar la participación ética de las personas que viven con ENT en la estrategia, la investigación, el programa, el diseño de productos y servicios, el monitoreo y la evaluación de las ENT (por ejemplo, en los grupos asesores) y en los órganos de representación de empleados.

  • Apoyar los esfuerzos para terminar con el estigma y la discriminación relacionados con las ENT y fomentar un lugar de trabajo inclusivo y adaptable que permita a las personas manejar sus condiciones de ENT.

  • Crear procedimientos para implementar la participación significativa de las personas que viven con ENT en todos los niveles del lugar de trabajo, incluso en su contratación, así como para identificar las políticas existentes en el lugar de trabajo que mejoran o dificultan su participación significativa.

  • Integrar la prevención y el control de las ENT dentro de la organización mediante el desarrollo y la implementación de políticas laborales preventivas y de promoción de la salud específicas (por ejemplo, programas de bienestar en el lugar de trabajo, apoyo a la salud mental).

Paso 3 Seguimiento de avances

 

Compartiendo las lecciones aprendidas

El compromiso de la organización con la Carta Mundial y la participación significativa de las personas que viven con ENT pueden tener un impacto duradero en los esfuerzos para lograr la salud para todas las personas. Para asegurarnos de que estamos cumpliendo colectivamente nuestro compromiso con sus principios y estrategias fundamentales, todas las organizaciones adherentes se comprometerán a realizar informes periódicos en los que compartan los avances y las lecciones aprendidas de las acciones realizadas.

Se llevará a cabo una encuesta bienal con las organizaciones que adhieran para recopilar información sobre sus avances y se publicará un informe basado en los resultados conjuntos de esta encuesta. Para alimentar la base de conocimientos sobre la participación significativa de las personas que viven con ENT, se realizará una promoción continua de los ejemplos de buenas prácticas, facilitadores clave e intercambio de experiencias.
La Alianza de ENT (NCDA) se pondrá en contacto con las organizaciones que adhieran para realizar un seguimiento.